martes, 11 de julio de 2017

"El Tiempo de Viridia": porqués variados

I. Por qué ahora y así

Era yo novel, joven e imberbe hace dos años cuando se publicó en papel El Tiempo de Viridia. Voy a dejarlo en que fue un aprendizaje y en que tengo una espina clavada desde entonces. 



Mi contrato expiró bien expirado hace más de un año y me decidí a sacar una edición digital (por la que muchos piaban en su momento) de esta novela. ¿Cómo? Mis experimentos con Amazon no estaban dando mucho resultado. Ya había sido editada y mucha gente se había gastado los cuartos en la edición en papel. Al final, después de muchas vueltas, decidí sacarla a trocitos, de forma gratuita, hasta completarla. Y luego... Spoilers.

La aventura comenzó oficialmente el 6 de julio. Extraoficialmente, comenzó cuando me puse a revisarla y a convertirla en archivos separados. Qué divertido ha sido hincarle el diente después de la experiencia ganada en QA y todo lo que he aprendido tras haberla publicado. Eduardo Manostijeras recorta a paso de tortuga reumática comparado conmigo.

En fin, que la estoy sacando porque se merece que la traten bien.


II. Por qué leerla

Porque mola un huevo de brontosaurio, así os lo digo.

Por el bien del SEO voy a decir algunas cosas que no me gusta especificar: podría entrar dentro de lo que llaman Young Adult (con una protagonista tardoadolescente con la que cualquiera que haya tenido diecisiete años y no le haya visto sentido a su vida se puede identificar). También es Alta fantasía - High Fantasy (vamos, que transcurre en un mundo creado ex profeso para esta historia, no en ninguna alacena mágica) y no tiene ni elfos ni enanos ni aberraciones inventadas para suplir el espacio de los hobbits porque plagiarlos habría sido muy cantoso.

Mirad a Peiro, qué majo que es.

Viene a hablar de redención. De cagarla, de cometer errores tremendos y de encontrar un camino para sobreponerte a ellos y a sus consecuencias. De perdonarse a uno mismo (cómo odio esta construcción gramatical, pero bueno) y de ser capaz de avanzar en lugar de enfangarse en la autocompasión, el torturarse y todas esas cosas que te hacen buen artista, según algunos imbéciles iluminados.

La protagonista, animalico, no es ninguna elegida. Es capaz de hacer amigas, de meter la pata hasta el fondo, de gestionar las emociones como un suricato adicto al café y de encabezonarse en buscar siempre una salida. Y quien dice salida dice un sentido a la vida.

 
III. Por qué releerla

Habrá quien se leyera la versión en papel en su momento y diga: "¿Y ahora, pá qué?". Confiad en mí: la versión digital es lo que me habría gustado que fuera la versión en papel... Lo que la versión en papel podría haber sido si la editorial hubiera editado el libro en lugar de imprimirlo tras encargarme la corrección a mí, por ejemplo. En cualquier caso, ya que el 90% de quienes pillaron el libro son amigos, familiares y adláteres, voy a apelar al aprecio que me tenéis como ser humano y a pediros que os sumerjáis en la historia de nuevo. Que, además, es gratis.

Contemplad a Lehn en toda su gloria.

A mí no vais a casarme.

IV. Por qué pinchar en este enlace

Porque es ahí donde vais a poder leerla gratis. ¿He dicho ya leer gratis?